Back

Cuánto influyen el cambio climático y El Niño en las trágicas inundaciones en Brasil y Uruguay

inundaciones en brasil 08052024
Las lluvias persistentes desde el 27 de abril pasado produjeron inundaciones en gran parte del estado de Río Grande del Sur de Brasil (AP Photo/Andre Penner) (Andre Penner/)

En el estado de Río Grande del Sur de Brasil, ubicado en el extremo sur de ese país, se ha producido el peor desastre climático en la historia de esa región. Tormentas e inundaciones han conducido a la muerte de más de 100 personas y a un 1,5 millón de damnificados.

Además, en el norte de Uruguay las fuertes lluvias también provocaron que más de 700 personas fueran evacuadas, y el Sistema Nacional de Emergencias de ese país (Sinae) alertó que lo peor de las inundaciones llegará entre el fin de semana y el comienzo de la semana próxima.

Esos desastres ya son considerados consecuencias de la combinación del fenómeno de El Niño/Oscilación del Sur y del impacto del cambio climático en la región, según la Organización Meteorológica Mundial y expertos en climatología consultados por Infobae.

Qué es El Niño y cómo se desarrolla

El Niño
El fenómeno natural de El Niño había empezado el año pasado y genera repercusiones en diferentes partes del planeta. Por ejemplo, en Brasil, Uruguay, Paraguay y noreste de Argentina suele aumentar el riesgo de lluvias e inundaciones (NASA)

El Niño /Oscilación del Sur (ENSO) Consiste en el aumento de las temperaturas en la parte central y oriental del Océano Pacífico ecuatorial, y en cambios en la atmósfera. Es un fenómeno que ocurre cada dos a siete años e implica un riesgo de aumento de las lluvias y tormentas en algunas zonas del sur de Sudamérica, especialmente en Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, entre otras repercusiones en el planeta.

En algunos episodios anteriores como en 1997-1998 y 2015-2016, más lluvias y tormentas se han asociado a inundaciones en esos países. El Niño 2023/2024 alcanzó su punto máximo como uno de los cinco más fuertes registrados, y ya empezó a debilitarse.

inundaciones Treinta y Tres Uruguay
También se sumó el fenómeno del cambio climático que tiende a aumentar las lluvias en algunas regiones del Cono Sur (Sinae)

“Las inundaciones que se han producido en Brasil y Uruguay pueden considerarse fenómenos extremos en términos de la cantidad de lluvia. Pero una inundación no solo ocurre por la cantidad de precipitaciones sino también por las condiciones en las que se encuentra el suelo para que el exceso de agua escurra fácilmente o no. En este último punto, las obras de infraestructura adecuadas y dimensionadas en el contexto del cambio climático son un factor clave para prevenir o morigerar las consecuencias de lluvias intensas y prolongadas”, explicó a Infobae la doctora Inés Camilloni, investigadora en cambio climático del Conicet, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y vicepresidenta del Grupo de Trabajo I del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC).

Qué ocurre con el cambio climático

Ecosistema en crisis: un impactante retrato visual muestra la Tierra envuelta en llamas, una representación gráfica del cambio climático, la contaminación y la polución que anticipa un futuro distópico. Explora la ciencia ficción de un apocalipsis ambiental y la amenaza constante de la extinción. (Imagen Ilustrativa Infobae)
La quema de combustibles fósiles que se usa para el transporte -entre otras actividades humanas- genera emisiones de gases de efecto invernadero. Es un proceso que contribuyó al cambio climático (Imagen Ilustrativa Infobae)

El cambio climático se ha producido como consecuencia de diversas actividades humanas, como la emisión de gases de efecto invernadero y la deforestación, entre otras razones.

La científica Camilloni contestó: “El cambio climático forma parte de todo evento del tiempo y el clima, porque la atmósfera está más cálida que décadas atrás. Esto implica cambios en la cantidad de humedad presente en el aire y en la circulación de la atmósfera”.

En el sudeste de Sudamérica, “el cambio climático se manifiesta con un aumento observado en las lluvias, que continuará incrementándose en las próximas décadas de acuerdo con todas las proyecciones”, dijo Camilloni.

Sumado al impacto del cambio climático, “el fenómeno de El Niño, que está en su fase final, se caracteriza por generar también excesos de lluvia durante el otoño del año siguiente al que se inicia. Y precisamente es la situación actual. De alguna forma hoy están superpuestos el cambio climático y los efectos de El Niño. En esta región y época del año actúan en la misma dirección: lluvias por encima de los valores normales”, resaltó la investigadora.

También la Organización Meteorológica Mundial (OMM), a cargo de la científica argentina Celeste Saulo, emitió un comunicado en el que menciona que “las lluvias récord provocadas por El Niño han causado inundaciones sin precedentes en el estado de Rio Grande do Sul, en el sur de Brasil, con un número creciente de víctimas y pérdidas económicas y de infraestructuras. No se vislumbra una tregua inmediata”.

Cuánto llovió

Más de 1,5 millón de personas fueron evacuadas en el sur de Brasil por las inundaciones (REUTERS/Amanda Perobelli)
Más de 1,5 millón de personas fueron evacuadas en el sur de Brasil por las inundaciones (REUTERS/Amanda Perobelli) (Amanda Perobelli/)

Las lluvias persistentes e intensas cayeron desde el 27 de abril en Brasil. En algunas regiones, especialmente en los amplios valles centrales, la meseta, las laderas de las montañas y las zonas metropolitanas, los volúmenes de precipitaciones han superado los 300 milímetros en menos de una semana.

En el municipio de Bento Gonçalves, por ejemplo, el volumen alcanzó los 543,4 mm. La ciudad de Porto Alegre recibió 258,6 milímetro de precipitaciones en sólo tres días. Esta cifra corresponde a más de dos meses de lluvia si se compara con el Climatológico Normal de abril (114,4 mm) y mayo (112,8 mm).

Raúl Cordero Carrasco, investigador en climatología del departamento de física de la Universidad de Santiago de Chile, comentó a Infobae: “El sur de Brasil es una de las zonas en las que El Niño hace que las probabilidades de precipitaciones sean mayores. Se le debe agregar el efecto del cambio climático que está haciendo que los precipitaciones en esa zona del mundo vayan al alza”.

La combinación de El Niño más el calentamiento global que genera el cambio climático “hace que eventos como el recientemente registrado en el sur de Brasil y en el norte de Uruguay sean hoy más probables que en el pasado”, enfatizó Cordero Carrasco. “Seguirán las lluvias en esas zonas pero no tendrán la extraordinaria intensidad de los últimos días”, remarcó.

El estado del clima el año pasado

La Organización Meteorológica Mundial publicó el informe del estado del clima en América Latina. Señaló que la región fue golpeada por El Niño y el cambio climático. Uno de los desastres fue provocado por el Huracán Otis en México en 2023 (REUTERS/Javier Verdin)
La Organización Meteorológica Mundial publicó el informe del estado del clima en América Latina. Señaló que la región fue golpeada por El Niño y el cambio climático. Uno de los desastres fue provocado por el Huracán Otis en México en 2023 (REUTERS/Javier Verdin) (Javier Verdin/)

Durante 2023 la suma del fenómeno El Niño y el cambio climático golpearon con gran fuerza a América Latina y el Caribe, señaló el nuevo informe sobre “El estado del clima” regional de la OMM que fue difundido este miércoles 8 de mayo. Se consideró que hubo sequías, olas de calor, incendios forestales, precipitaciones extremas y un huracán sin precedentes que impactaron en la salud, la seguridad alimentaria y energética, y el desarrollo económico de la región.

“Durante el segundo semestre de 2023, las condiciones asociadas al episodio de El Niño impulsaron los registros de calor hasta niveles sin precedentes y exacerbaron numerosos fenómenos extremos. Este hecho se sumó al aumento de las temperaturas y al incremento de la frecuencia e intensidad de los peligros causados por el cambio climático debido a la actividad humana”, explicó la doctora Saulo.

ola-de-calor
El año pasado se registraron intensas olas de calor, entre otros fenómenos extremos (Getty) (invizbk/)

Entre los eventos devastadores del año pasado, mencionó:

  • El huracán Otis, de categoría 5, que azotó la ciudad de Acapulco, en la costa pacífica mexicana, provocando decenas de víctimas, miles de millones de dólares en daños y gran desgracia en toda la zona
  • Hubo crecidas de ríos en muchas partes de la región
  • Una sequía intensa que redujo el nivel de las aguas del río Negro a su mínimo histórico en Brasil y perturbó gravemente el paso de las embarcaciones a través del Canal de Panamá
admin
admin
https://1lockers.net