Back

El camino de Virginia en Gran Hermano: su transformación en “Virqueenia”, sus momentos virales y su huella en la casa

La casa de Gran Hermano (Telefe) quedó en llamas luego de un reñido cara a cara entre las últimas mujeres de la competencia: Furia y Virginia. Todas las miradas del público estaban puestas en ellas, en especial a que se encontraban en una de las últimas instancias hacia la final. En esta oportunidad toda la fuerza de Juliana volvió a imponerse y la standupera quedó afuera. Pero sus días en la casa no fueron en vano. Su desparpajo y humor, como su lado más sensible, fueron abrazados por el público que eligió darle el título de nobleza de “Virqueenia”.

Su llegada al reality fue atípica, ya que se dio luego de la salida voluntaria de Carla “Chula” De Stéfano. Desde el principio jugó fuerte: en su presentación aseguró que iba a estar dispuesta a hacer “de todo” para ganar el juego. Soltera, separada del padre de sus hijas, de 24 y 26 años respectivamente, oriunda de La Plata y enfocada en el mundo del stand up tras quedarse sin trabajo, fue como se definió Virginia Demo.

“Lo que más quiero es derribar mitos y prejuicios, que hay un montón, a nivel sexual”, señaló en ese entonces, poco antes de ingresar al llegar a la casa. Con una pose similar a Michael Jackson, con un gran sombrero, la mujer hizo su irrupción en una casa muy diferente a la actual.

Con una personalidad avasallante, la mujer hizo lo que pudo para quedarse y se convirtió en un ícono en las redes sociales, donde pasó a ser conocida como “Virqueenia”. Y por si fuera poco, también se hizo lugar como una de las candidatas preferidas para ganar el premio mayor.

Si bien tardó en ganarse la confianza de sus compañeros, ella le hizo frente a las adversidades. Sus lágrimas fueron protagonistas en reiteradas ocasiones, ya que cualquier momento emotivo la hacía llorar. También su ácido humor le hizo ganar popularidad, en especial con Manzana, quien la tomó como una de sus amigas y aliadas hasta su eliminación del ciclo.

La visita de las hijas de Virginia en el Congelados de Gran Hermano

A meses de comenzar el aislamiento, los jugadores fueron visitados por sus seres queridos. Entre ellos estuvieron las hijas de la competidora, quienes ingresaron separadas. Como era de esperarse, las lágrimas no tardaron en aparecer.

“Mami, no te muevas, quedate quieta. Hola a todos. No puedo creer que estoy conociendo a todos. Te voy a saludar, estás hermosa, que lindo verte, mamá te amo, estoy orgullosa de vos, estoy feliz, sos una madraza increíble. Que lindos zapatos, por favor no te muevas, a ver si te caes ahora y me muero”, señaló Delfina, la mayor de las jóvenes, luego de acercarse a su progenitora, a quien le señaló que estaba muy orgullosa de ella y esperaba que disfrutara al máximo de la experiencia.

Luego de dar un par de vueltas por el recinto, la muchacha se fue para darle lugar a su hermana menor, Mercedes, quien también consiguió conmoverla. “Qué lindo verte, estoy muy contenta, está hermosa, estamos bien las dos. Estoy muy feliz de verte, te veo muy bien. Estoy muy orgullosa, te amo un montón. Sos una mamá increíble y me pone muy contenta verte acá. Disfrutá la experiencia, divertite, aprovechá de la casa, de los compañeros. Es un orgullo real verte acá”, expresó la joven.

Intentando añadirle un poco de humor a la situación, la hija menor de la jugadora dio un recorrido por el lugar. Parándose en la cama de la comediante lanzó: “Las muletas, ¿qué hiciste, Virginia?”, en alusión a que la participante había sufrido una caída que la obligó a utilizarlas por un tiempo y, a la par, la convirtió en tema en las redes.

Virginia se convirtió en la ganadora de un viaje a Punta Cana en Gran Hermano 2023

El certamen está lleno de premios imperdibles, entre los cuales se destacó un viaje hacia un destino paradisíaco. La humorista tenía pocas esperanzas de salir victoriosa, pero la suerte estuvo de su lado. En medio del concurso de preguntas entre los “hermanitos”, consiguió dar con la mayor cantidad de preguntas posibles y rompió en llanto ante las cámaras.

En una edición llena de tensión, los jugadores se enfrentaron a diferentes preguntas ante las cámaras. Uno por uno iban siendo eliminados, lo cual fue dejando solo a dos ante el gran premio. Utilizando su ingenio, intentaron dar todo de ellos mismos y le fue de mucha ayuda, en especial para Virginia. Su triunfo tuvo lugar luego de un mano a mano con Bautista.

“Gracias, gracias..¡Qué oj…!”, expresó sin poder salir de su asombro mientras sus compañeros se acercaban a felicitarla. Entre abrazos y sonrisas amplias, esa noche fue una de las que más le trajo alegría a la participante, quien no había ganado nada desde su ingreso al certamen.

Virginia y la entrada de su hija Delfina, su cruce con Furia y su festejo tras ganar la casa

Los familiares y amigos de los “hermanitos” vivieron un par de días con ellos. La convivencia no fue para nada sencilla, ya que más de uno protagonizó serios encontronazos. En especial Delfina, la hija de la standupera y Furia que se enfrentaron y derivó en un tremendo cruce con su madre.

“Te digo algo de buena onda. Viste cuando no tenés ganas de sonreír, no lo hagas. En serio, te lo digo de onda porque es una cag…”, lanzó Juliana, sin motivos en el cuarto de las mujeres. La joven intentó excusarse, pero no tardó en ser socorrida por su mamá: “No seas perseguida. Mi hija le sonríe a todo el mundo y no te tiene miedo ni en pedo, así que quedate tranquila”.

En otro momento le dejó en claro que no la iba “a bardear al pedo, ni vas a decir pelotudeces”, en alusión a lo ocurrido entre las tres. Lejos de reflexionar en lo ocurrido, intentó desentenderse. “Estoy hablando con tu hija, loca, dejala que hable también porque tiene 25 años”, le lanzó. Esto dio lugar a una gran grieta dentro de la casa, la cual se dividió entre quienes querían que la humorista se quede con el liderazgo y Martín Ku, quien recibió la visita de su amigo Facundo Chen.

“Quien se gana la casa y el liderazgo es Delfina”, anunció Santiago del Moro dando a conocer el resultado, provocando la alegría a la platense tras conocer que se había quedado con el gran premio.

Esto no le gustó nada a Scaglione, a quien le había declarado la guerra, y tampoco a Martín Ku y a su amigo. Sus caras pasaron del enojo, al asombro y la decepción, en especial de parte del tiktoker que soñaba con regalarle el inmueble a su mamá.

Virginia de Gran Hermano, estrella en las redes sociales

Al hacer uso de su talento para la comedia, a los fanáticos no les fue difícil no agarrarle cariño. Además de convertirse en la protagonista de varios memes, también lo fue de varias canciones. Sin poder cantar, ni tener inclinaciones musicales, “Virqueenia” terminó sonando hasta en los boliches. “Voy a hacer lo que se me cante el oj…”, se llamó un remix creada por el tiktoker Gerónimo Luna que tomó un momento de enojo de la participante y, con muchísimo ingenio, lo volvió en un hit.

El comentario de la jugadora tuvo su origen en una de sus discusiones con Emmanuel Vinch, quien se enojó con la mujer por hacer “sugerencias” a la hora de preparar la comida. El estilista se metió en la conversación que estaba teniendo con Manzana y arrancó la pelea. “No seas exagerado, Emma”, lanzó el músico tucumano.

Pero esa no fue su única incursión músical. También tuvo su desopilante rap, que “interpretó” en el patio de la casa. Con un look similar al de los cantantes del género urbano, la comediante se despachó con toda su gracia.

“Vieja bigotuda, chot…, loca, quilombera, bol…. Vieja berreta, ridícula. Vieja for…, tro…,verde, fiestera”, rapeó la humorista, mientras Nicolás hacía el ritmo y sus compañeros no paraban de reírse.

admin
admin
https://1lockers.net