Back

El encuentro entre los ministros de Defensa de China y EEUU

Dong Jung, nuevo ministro de Defensa de China portada
Dong Jung, ministro de Defensa de China (Foto: Ejército Popular de Liberación)

Los conflictos bélicos de repercusión mundial que se desarrollan al promediar 2024 tienen por delante tres hitos centrales: las elecciones del Parlamento Europeo en sus veintisiete países entre el 6 y el 9 de junio; la Cumbre de los Jefes de Gobierno del G7, que reúne a los países más desarrollados con sistema democrático liberal; y la de los treinta y dos Jefes de Gobierno de la OTAN, que tendrá lugar del 9 al 11 de julio en Washington.

Pero entre el 31 de mayo y el 1° de junio tuvo lugar la reunión del Foro de Shangri-La que se realiza en Singapur, donde anualmente se analizan los temas de seguridad de Asia. La reunión -que pasó desapercibida en Occidente- es organizada desde hace décadas por uno de los principales think-tanks de Occidente: el Instituto de Estudios Estratégicos de Londres (IISS).

Participan ministros de Defensa, cancilleres, Jefes de Estado, jefes militares y expertos. Se trata de una conferencia que en los últimos años ha pasado de ser regional a global. La apertura la realizó el presidente de Filipinas, Ferdinand R. Marcos Jr., un aliado firme de Estados Unidos en el conflicto por el Mar del Sur de China.

Una exposición central, titulada “Manejo de crisis y aumento de la competencia”, fue la del ministro de Defensa estadounidense, el general Lloyd Austin III, quien habló sobre los socios estratégicos de Washington en el Indopacífico. En este diálogo participaron también el presidente de Timor Oriental, el ministro de Fuerzas Armadas de Francia y el de Defensa de Corea del Sur.

Los ministros de Defensa de Japón y Qatar, junto con el primer ministro de Lituania, discutieron sobre la seguridad regional y sus cambios por delante. Una reunión relevante fue la referida al conflicto del Mar del Sur de China, de la que participaron el comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos y sus homólogos de Indonesia, Filipinas y Vietnam. Los ministros de Defensa de Tailandia, Nueva Zelanda y Canadá discutieron sobre el océano Índico y su conexión con el Pacífico.

De la OTAN también participaron los ministros de Defensa de Holanda, Estonia, Finlandia y Suecia; de los Estados Unidos lo hicieron el comandante de Ciberdefensa y el Jefe de Operaciones de la alianza occidental. La representación de Indonesia fue relevante y también la de Pakistán, al igual que la de Australia y el Reino Unido. La India, abocada a la fase final de su complejo proceso electoral, no participó de la conferencia.

Pero la exposición del ministro de Defensa chino, Dong Jung, fue la que más atención concentró. Advirtió públicamente que su país “actuará con determinación y fuerza para impedir la independencia de Taiwán” y pidió también “más comunicación militar” con Estados Unidos. Estos mismos conceptos los explicó más extensamente en su exposición, en la que dijo que “el Ejército Popular de Liberación de China siempre ha sido una fuerza indestructible y poderosa en la defensa de la unificación de la madre patria, y actuará con determinación y fuerza en todo momento para impedir la independencia de Taiwán”.

General Lloyd Austin
General Lloyd Austin (Ken Cedeno/)

Cabe señalar que China realizó la semana anterior a la reunión del Foro importantes ejercicios militares en el Estrecho de Taiwán. El ministro chino calificó al nuevo presidente taiwanés, Lai Ching-t, de “peligroso separatista” y agregó: “Quien se atreva a separar Taiwán de China será aplastado y sufrirá su propia destrucción”. Dong acusó a las “potencias extranjeras” de interferir en asuntos internos y de “envalentonar a los separatistas de Taiwán”.

En el marco de esta conferencia, el ministro chino se reunió a solas con su par estadounidense, el general Austin, durante más de una hora. Tras el encuentro, el Jefe del Pentágono dijo que “en los próximos meses” se reanudarán las conversaciones entre los jefes militares de Estados Unidos y China, mientras que Dong calificó de “estabilizadoras” las relaciones de seguridad entre los dos países.

Pero éste incluyó otro tema conflictivo con Estados Unidos: defendió el reclamo de soberanía en el Mar de China Meridional que realiza Beijing y rechazó el envío de misiles balísticos a la región de Asia Pacífico por parte de Washington. En concreto, respecto al envío a Filipinas, la reacción china fue muy dura. Cabe señalar que Estados Unidos anunció en abril el envío de un sistema de misiles de mediano alcance al norte de Filipinas para que formen parte de maniobras conjuntas anuales. El general chino dijo que estos misiles balísticos de mediano alcance están “dañando seriamente la seguridad y la estabilidad regional”.

Advirtió también que está llegando a su límite la moderación china en el Mar Meridional, después de una serie de enfrentamientos menores entre buques chinos y filipinos en los arrecifes en disputa. “China ha mantenido suficiente moderación ante las violaciones de derechos y las provocaciones, pero esto tiene su límite”, concluyó Dong. Se retomó así el diálogo militar entre las dos potencias, pero en una situación tensa y con una agenda compleja.

Del Foro participó también el presidente ucraniano Volodimir Zelensky, quien acusó a China de apoyar a Rusia en el conflicto con Ucrania. En lo diplomático acusó a la potencia asiática de boicotear la “Cumbre por la Paz en Ucrania”, que se realizará en Suiza entre el 15 y el 16 de junio, e insistió en que hay componentes chinos en los sistemas de armas de Moscú. “Rusia, explotando la influencia china en la región, incluidos los diplomáticos chinos, está haciendo todo lo posible para sabotear la Cumbre de Paz” dijo Zelensky en una conferencia de prensa realizada tras el encuentro en Shangri-La.

El presidente ucraniano reiteró, como en oportunidades anteriores, de que tiene pruebas de que el régimen de Beijing está apoyando el esfuerzo bélico de Rusia. “No esperamos apoyo militar de China, nunca lo hemos pedido. Pero no esperamos que China brinde apoyo para la defensa de Rusia” insistió Zelensky.

Las afirmaciones del presidente ucraniano fueron refutadas por el ministro de Defensa chino, quien reiteró tanto en su reunión con el Jefe del Pentágono como en su discurso ante el Foro, que su país no estaba impulsando el esfuerzo bélico de Rusia contra Ucrania. Dijo: “China no ha suministrado armas a ninguna de las partes y tiene un control estricto sobre las exportaciones de bienes de doble uso. Y estamos firmemente del lado de la paz y el diálogo”. Como respuesta, Zelensky sostuvo que “muchas veces quisimos ver al representante chino, pero desafortunadamente no tenemos ningún vínculo poderoso con China porque China no lo quiere”. Tres días después, Ucrania realizó el primer ataque con armas occidentales sobre territorio ruso.

Hacia adelante, el tema central es cuál es el alcance y concepto de las armas “tácticas nucleares” que Putin ha comenzado a movilizar en el teatro de operaciones entre Rusia y Ucrania. Es el riesgo de escalada más serio desde que el 24 de febrero de 2022 Rusia inició su invasión a Ucrania.

admin
admin
https://1lockers.net