Back

Estas son las frutas con mejores precios para la temporada, según central de abastos

El hurto, el homicidio, la extorsión y el microtráfico son algunas de las problemáticas que mas aquejan a los habitantes de este sector alrededor de la central mayorista y a los empleados que allí trabajan - crédito Colprensa/Camila Díaz
Según Corabastos, algunos productos tienen precios altamente competitivos – crédito Colprensa/Camila Díaz

La central de abastos de Bogotá, Corabastos, dio a conocer una actualización de los precios de diversos alimentos, entre los que destacan algunas frutas que tienen costos accesibles para los capitalinos. Entre las más económicas se encuentra la naranja armenia a $1.200 por kilo, según informó Corabastos en su boletín más reciente.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

En la lista de frutas económicas también figura la papaya redonda, a $1.556 por kilo. Los consumidores pueden encontrar esta opción a buen precio, perfecta para quienes buscan ahorrar en su mercado. Asimismo, el mango chancleto está disponible a un precio de $1.636 por kilo.

Otra variedad de papaya, de tipo maradol, se cotiza a $1.667 por kilo, igual que la papaya melona. Estas frutas ofrecen buenas alternativas para los compradores que buscan diversidad en su dieta a costos reducidos. De igual manera, el limón común tiene un precio accesible de $1.714 por kilo.

Por otro parte, el banano Urabá se vende a $1.900 por kilo. Esta fruta, conocida por su popularidad y beneficios nutricionales, está incluida en la lista de opciones más baratas. Finalmente, otro tipo de naranja, la valencia, tiene un precio de $2.000 por kilo, también destacada en el boletín de precios.

Además de las frutas, Corabastos también reportó los precios de la papa en bultos. La papa R12 roja y la papa suprema se venden a $150.000 el bulto (alrededor de 45 kilos, 100 libras), mientras que la papa criolla lavada está a $400.000 el bulto.

Otros productos a la baja

En el mercado colombiano, otros productos como el tomate de árbol, una fruta originaria de los Andes peruanos y ampliamente cultivada en países como Chile, Ecuador, Bolivia, Brasil y Colombia, ha experimentado una reducción significativa. La canastilla de 25 kilos de tomate de árbol ahora tiene un precio de $80.000.

Además del tomate de árbol, otros productos han registrado disminuciones considerables en sus costos. El melón, por ejemplo, se vende a $2.000 por kilo, mientras que la piña gold tiene un precio de $3.000 por kilo. El cilantro, cuyo atado de 10 kilos cuesta $40.000, también ha visto una baja en su valor.

Corabastos-Bogotá-Colombia
La papa es uno de los productos cuya posibilidad de adquirir se ha complicado – crédito IDT

Estos descensos en los precios no solo afectan a las frutas ya mencionadas, sino también a otros productos de consumo regular en la cocina colombiana. El maracuyá, en bolsa de 10 kilos, se comercializa a 45.000 pesos y la alcachofa, en una docena de 10 kilos, cuesta $75.000. Estos movimientos en los precios reflejan variaciones en la oferta y demanda de estos productos esenciales.

El panorama colombiano

La situación económica de Colombia en 2024 presenta varios desafíos significativos. El más reciente informe económico revela que el Producto Interno Bruto (PIB) del país experimentó un crecimiento modesto del 0,6% durante 2023. Este bajo crecimiento refleja la necesidad urgente de incentivar la inversión y reactivar varios sectores de la economía nacional.

Las reformas gubernamentales, actualmente en discusión en el Congreso, generan incertidumbre entre las empresas y los gremios. La incertidumbre en torno a las reformas propuestas es un tema crucial. Este ambiente de inseguridad obstaculiza la toma de decisiones y reduce la confianza de los inversores.

En términos de inflación, la tasa anual en mayo de 2024 se mantuvo en un desafiante 7,2%. Los principales componentes del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Colombia incluyen vivienda y servicios, alimentos y bebidas no alcohólicas, y transporte. Además, otros factores como restaurantes y hoteles, educación e información y comunicación también han influenciado la inflación. “Estos sectores son claves para entender la dinámica inflacionaria en el país”, indican economistas del Banco de la República.

Productos como el melón, la papaya y la piña tiene  un excelente precio - crédito Carlos Ortega/EFE
Productos como el melón, la papaya y la piña tiene un excelente precio – crédito Carlos Ortega/EFE
(Carlos Ortega/)

El consumo de los hogares es otro factor importante que está siendo impactado por la situación económica actual. Debido al estancamiento en el empleo y la alta inflación, las familias colombianas están reduciendo sus gastos, lo que a su vez afecta a la economía en general. Según un informe de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), “el poder adquisitivo de los hogares ha disminuido considerablemente, reduciendo el consumo en varios rubros”.

El sector agrícola, por su parte, enfrenta complicaciones debido a los efectos del cambio climático y la variabilidad en los precios internacionales de los productos básicos. Esto ha llevado a una reducción en la producción y exportaciones, afectando negativamente la economía rural. Los agricultores han manifestado la necesidad de políticas de apoyo que les permitan enfrentar mejor estos desafíos.

admin
admin
https://1lockers.net