Back

Estos son los días que debe pagarte tu empresa cuando tienes que hacer una mudanza

Cambiarse de casa (por voluntad propia) suele ser una buena noticia, siempre que sea a una vivienda mejor. Pero lo cierto es que el proceso previo genera cierto estrés por el papeleo que conlleva y por los días que se necesitan para firmar todos los documentos o avisar a las autoridades pertinentes de la nueva dirección. A ello se unen las largas horas que se invierten en empaquetar las pertenencias. Todo ello hace que sea imprescindible tener tiempo, algo que se complica cuando se trabaja. De ahí la importancia de conocer los días de permiso que debe pagar la empresa en España cuando hay que hacer una mudanza.

Para facilitar la instalación en el nuevo domicilio, son muchas las personas que contratan a una empresa de mudanza. Estas no solo se ocupan de transportar las cajas y los muebles, sino que también hay entidades que se encargan de colocarlo todo a gusto de los clientes, desde la ropa en los armarios, hasta los utensilios de la cocina, por ejemplo.

Te puede interesar: Bruselas advierte de que España aún tiene más ninis que la UE: la mayoría quieren trabajar, pero no encuentran empleo

Pero, sea como fuere, un cambio de vivienda precisa una extensa planificación y una inversión considerable de tiempo, por lo que juega un papel clave el permiso que pueden pedir los empleados para ausentarse de su puesto de trabajo durante unos días. Este se recoge en el Estatuto de los Trabajadores, donde se especifica que hay que notificarlo con antelación, aunque no se indica el número concreto de días. No obstante, lo ideal es hacerlo lo antes posible, para que los jefes puedan organizarse de forma correcta durante los días de ausencia.

Cuántos días se pueden pedir de permiso para hacer una mudanza

Dos inquilinos haciendo la mudanza. (Freepik)
Los trabajadores tienen derecho a un día de permiso retribuido por hacer una mudanza. (Freepik) (Freepik/)

Los trabajadores tienen garantizado por ley el derecho a un día de permiso retribuido cuando necesitan hacer una mudanza de su domicilio habitual. Según el artículo 37.3.c del Estatuto de los Trabajadores, los empleados pueden mudarse sin preocuparse por la pérdida de ingresos en ese día. No obstante, este tiempo puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se resida.

En particular, el convenio de oficinas y despachos de la Comunidad de Madrid supera la normativa general, otorgando dos días de permiso pagado por cambio de residencia. Esta ampliación de los derechos laborales refleja cómo las regulaciones pueden adaptarse a las necesidades de los trabajadores en diferentes regiones del país. Además, la posibilidad de negociar con el empleador para conseguir días adicionales de licencia sugiere un margen para el diálogo y el acuerdo mutuo en estas situaciones.

La medida busca compensar las eventualidades que puedan surgir durante el proceso de mudanza, asegurando que los trabajadores no deban sacrificar su salario por atender responsabilidades personales importantes. Este enfoque no solo reconoce la importancia del bienestar del empleado, sino que también promueve un equilibrio entre la vida laboral y personal. Sin embargo, la ejecución de estos derechos varía y, en algunos casos, el conocimiento sobre estos beneficios puede ser limitado, lo que resalta la importancia de la información y la comunicación en el ámbito laboral.

Te puede interesar: Sale a la venta un antiguo molino convertido en casa rural en León

A qué trabajadores le corresponden días pagados por cambio de domicilio

Trabajadores con sus portátiles en la oficina (Freepik)
Los empleados pueden faltar al trabajo sin preocuparse por la pérdida de ingresos durante una mudanza. (Freepik)

El Tribunal Supremo ha aclarado recientemente que los empleados tienen derecho a disfrutar de un permiso retribuido para mudanza, incluso si no se realiza un traslado de muebles. Así, este no solo cubre el transporte de pertenencias, sino también las gestiones administrativas necesarias asociadas al cambio de domicilio. Este permiso, cuya duración puede variar según el convenio colectivo correspondiente, especialmente si el cambio de residencia implica un traslado entre ciudades, garantiza que los trabajadores puedan adaptarse adecuadamente a su nueva situación sin preocuparse por la pérdida de ingresos durante este período.

Este derecho laboral está respaldado por el Estatuto de los Trabajadores, que establece que cualquier negativa por parte de la empresa a conceder este tiempo libre pagado podría suponer denuncias. A pesar de que normalmente no se requiere un justificante para ejercer este derecho, documentos como el de cambio de padrón o un nuevo contrato de alquiler pueden servir como prueba del proceso.

Es fundamental destacar que este permiso es aplicable exclusivamente en casos de cambio de vivienda principal. Situaciones como la reubicación a una vivienda vacacional o temporal no están cubiertas. La aclaración del Tribunal Supremo busca promover un ambiente laboral más flexible y comprensivo, reconociendo las diversas necesidades y situaciones personales de los trabajadores, dentro del marco legal vigente.

admin
admin
https://1lockers.net