Back

La maravillosa historia de un bebé que le enseñó a hablar a una IA

Una tierna imagen de un bebé durmiendo en su cuna, rodeado de luces de colores, cuidado con amor por sus padres. Una escena de la dulce infancia. (Imagen ilustrativa Infobae)
En un bebé desde los 6 meses hasta pasados los dos años se anailzó su aprendizaje y ver cómo respondía la IA. (Imagen ilustrativa Infobae)

Un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York, mediante un método inspirado en los procesos cognitivos de los bebés, logró que uno llamado Sam enseñara a hablar a una inteligencia artificial (IA)

El elemento central del estudio es un casco equipado con una cámara, que fue utilizado por Sam durante un período de 1,5 años (entre los 6 a los 25 meses).

Esta cámara tenía la tarea de capturar el mundo desde la perspectiva visual y auditiva del niño, registrando imágenes y sonidos mientras él realizaba diversas actividades cotidianas. Este enfoque permitió obtener una vista completa y sin filtros del entorno real y cómo un niño en crecimiento interactúa con él.

Cómo el bebé le enseñó a hablar a una IA

(Imagen Ilustrativa Infobae)
La IA analizó el comportamiento del menor cuando se alimentaba o jugaba. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Durante todo el experimento, Sam llevó el casco durante aproximadamente una hora, dos veces por semana. Esta rutina resultó en un total de 61 horas de grabaciones y la recopilación de 250.000 palabras junto a sus respectivas imágenes.

Las actividades grabadas incluían momentos de juego, lectura y comidas, proporcionando una rica variedad de contextos para el aprendizaje del modelo.

Este interés por los investigadores es observar cómo los niños adquieren el lenguaje durante los primeros meses de vida, un proceso que puede ser imitado con gran precisión para entrenar modelos de IA.

Cómo se llama la IA que aprendió a hablar con ayuda de un bebé

Inteligencia artificial y la educación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Esta tecnología es un precendente a futuros proyectos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

El sistema de IA desarrollado, denominado Child Vision Contrastive Learning (CVCL), se alimentó de los datos capturados por esta cámara para aprender a asociar palabras con imágenes.

La importancia de este método radica en su base empírica: en lugar de utilizar bases de datos preconcebidas y limitadas, el CVCL se entrenó con datos recogidos directamente del día a día del niño.

Los resultados, publicados en la revista Science, muestran avances significativos. El modelo CVCL logró identificar correctamente objetos en un 62% de los casos, un porcentaje notablemente alto en comparación con el 25% que se esperaría acertar por azar.

Esta tasa de acierto es comparable con otros modelos de IA que, sin embargo, requieren una cantidad de datos mucho mayor para alcanzar niveles de precisión similares.

Qué implicaciones tiene que la IA aprenda a comunicarse

Inteligencia artificial y la educación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Que una IA pueda comunicarse tiene varios aplicativos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Mientras que los modelos tradicionales de IA dependen de amplias cantidades de datos preprocesados, este nuevo enfoque demuestra que el contexto de aprendizaje, reflejado en experiencias reales de seres humanos en sus primeros años de vida, tiene un impacto significativo en los resultados.

Sin embargo, a pesar de estos prometedores hallazgos, el estudio presenta algunas limitaciones. La investigación se llevó a cabo con un solo niño y en el marco de un único idioma, el inglés.

Los investigadores han señalado la necesidad de ampliar el experimento para incluir una variedad más amplia de sujetos y culturas. De este modo, se busca validar los hallazgos iniciales y explorar la generalizabilidad del modelo CVCL en diferentes contextos lingüísticos y culturales.

Cómo se relaciona la IA y el desarrollo del lenguaje de los niños

Inteligencia artificial y la educación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
El futuro plantea que la IA sea constante en el ámbito educativo. (Imagen Ilustrativa Infobae)

A medida que los niños en distintas partes del mundo aprenden y experimentan el mundo de diferentes maneras, capturar estos diversos contextos podría abrir nuevas vías para el desarrollo de IA más inclusivas y culturalmente adaptadas.

Este estudio no solo ofrece nuevas perspectivas sobre el proceso de aprendizaje de las IA, sino que también plantea preguntas sobre cómo los seres humanos, desde tempranas etapas de la vida, interactúan con su entorno para desarrollar competencias cognitivas básicas.

La metodología basada en la captura de experiencias cotidianas podría tener aplicaciones más allá del campo de la IA, influyendo en áreas como la pedagogía y la psicología del desarrollo.

admin
admin
https://1lockers.net