Back

Las tasas de experiencias cercanas a la muerte de madres al dar a luz son 100 veces más altas que la mortalidad materna

embarazo 15 de octubre 2023
Las complicaciones del embarazo pueden afectar tanto la salud de la madre como del niño a lo largo de sus vidas. (Infobae/Archivo)

Después de pasar por nueve arduas rondas de fertilización in vitroMichelle y Zach Lee finalmente quedaron embarazados y estaban de luna de miel cuando Michelle comenzó a ver destellos en su visión, como pequeñas estrellas fugaces plateadas e iridiscentes.

Alrededor de la semana 32, el embarazo aparentemente normal de Michelle cambió repentinamente. Descubrió que había desarrollado preeclampsia severa, una condición de presión arterial alta durante el embarazo y una de las principales causas de mortalidad y morbilidad materna. Michelle tuvo que dar a luz pocos días después de experimentar los primeros síntomas. Tras el parto, sufrió una hemorragia posparto que casi resultó fatal y su bebé pasó sus primeros 28 días de vida en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) debido a que nació prematuramente.

Afortunadamente, Michelle y su bebé se han recuperado y ahora están bien. Sin embargo, hemos oído innumerables historias como la de Michelle y Zach, donde los síntomas de complicaciones como la preeclampsia aparecen de repente y un embarazo aparentemente normal se convierte en una crisis en cuestión de días o incluso horas. Cuando a una mujer se le diagnostica preeclampsia, ya está en una etapa peligrosa y el parto prematuro es actualmente la principal intervención para salvar la vida de la madre y el bebé.

Considerando que el embarazo es una prueba de resistencia para el cuerpo que lleva a las mujeres al límite de sus capacidades fisiológicas, es sorprendente lo poco que se sabe sobre la biología del embarazo. Debido a que el embarazo ha sido poco investigado y recibe pocos recursos, hay un entendimiento limitado de cómo la placenta puede influir en quién desarrolla complicaciones durante el embarazo, por qué esto ocurre y cómo podemos intervenir.

(Imagen Ilustrativa Infobae)
Actualmente no existe una forma efectiva de predecir quién desarrollará complicaciones potencialmente mortales durante el embarazo. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Aunque la mortalidad materna es el resultado más devastador, es solo la punta del iceberg. Por cada muerte, hay 100 mujeres que casi mueren, lo cual es aterrador e inaceptable en el siglo XXI. La crisis de salud materna es aún más devastadora para las mujeres negras, que tienen 2,5 veces más probabilidades de morir por complicaciones del embarazo en comparación con las mujeres blancas.

Sin embargo, las complicaciones del embarazo no discriminan. Hemos visto que incluso el acceso a la atención, la buena salud y la riqueza no son suficientes para evitar complicaciones durante el embarazo.

Todas las manos a la obra para impulsar una nueva era en la salud del embarazo Actualmente, no existe una forma efectiva de predecir quién desarrollará complicaciones potencialmente mortales durante el embarazo.

Por ejemplo, la preeclampsia fue reconocida oficialmente como una complicación que amenaza a las mujeres embarazadas hace más de 100 años. Sin embargo, en más de un siglo, no se ha logrado descubrir por qué algunas mujeres están en mayor riesgo.

Es importante resaltar que la salud durante el embarazo también afecta la salud a lo largo de la vida. Por ejemplo, las mujeres que desarrollan preeclampsia tienen un mayor riesgo de hipertensión crónica, derrame cerebral, enfermedades cardíacas y falla orgánica. Además, las complicaciones del embarazo también pueden afectar la salud del niño a lo largo de su vida, aumentando el riesgo de obesidad y diabetes.

Mujer embarazada con manos sobre la panza, simbolizando el amor y cuidado hacia el bebé por nacer. Una imagen conmovedora que celebra la maternidad. (Imagen ilustrativa Infobae)
La preeclampsia es una condición de presión arterial alta durante el embarazo y una de las principales causas de mortalidad materna. (Imagen ilustrativa Infobae)

El viaje del embarazo es una experiencia profunda y conmovedora y uno de los eventos más importantes en la vida de quienes eligen ser padres. Mientras las mujeres experimentan íntimamente el viaje del embarazo, soportando tanto el impacto físico como mental, es fácil para el padre no gestante, especialmente los hombres, no darse cuenta de cuán agotador puede ser el proceso. Sin embargo, la velocidad de los avances y el número de descubrimientos aumentarían considerablemente si más hombres tomaran un papel activo en tratar de revertir la crisis de salud materna.

La oportunidad para un cambio de paradigma de la atención reactiva a la proactiva Más allá del desgaste emocional y físico, las complicaciones del embarazo también representan un drenaje financiero significativo: un informe encontró que los costos asociados con la morbilidad materna en el sistema de salud y en la sociedad en general fueron de más de 30 mil millones de dólares en 2019.

Finalmente, está surgiendo la innovación para predecir objetivamente quién está en mayor riesgo de desarrollar complicaciones durante el embarazo. Estamos finalmente en el umbral de cambiar la atención del embarazo de reactiva a proactiva.

Con pruebas de detección, podemos empezar a identificar a las mujeres embarazadas en riesgo de complicaciones e intervenir a tiempo. Esto ahorrará angustia a las familias y reducirá significativamente los costos de atención médica. Además, hay enormes oportunidades para crear valor invirtiendo en innovaciones dirigidas al cuidado del embarazo, ya que se necesitan urgentemente soluciones para resolver la crisis de salud materna.

El embarazo ha sido poco investigado y recibe pocos recursos, dejando muchas preguntas sobre su biología sin respuesta. (EFE/Zayra Mo)
El embarazo ha sido poco investigado y recibe pocos recursos, dejando muchas preguntas sobre su biología sin respuesta. (EFE/Zayra Mo)
(Zayra Morales/)

La atención médica para mujeres está lejos de ser un nicho. Las inversiones aquí crean un efecto dominó, impactando positivamente a las familias, los sistemas de salud, la productividad económica y la sociedad. En 2024, es imperativo que impulsemos el progreso en la salud del embarazo con financiamiento sólido, investigación audaz y soluciones innovadoras basadas en la evidencia.

Este es un llamado urgente a la acción—para los ejecutivos, inversores, investigadores, científicos, fundadores, clínicos y más. Necesitamos más apoyo para crear un mundo donde cada embarazo sea lo más saludable y seguro posible. Esta es una misión con la que todos pueden comprometerse porque la salud durante el embarazo es salud familiar.

Juntos, podemos iniciar un cambio transformador que el campo necesita desesperadamente. Nuestro poder colectivo puede hacer un cambio duradero para que historias como la de Michelle y Zach sean cada vez menos frecuentes.

(C) 2024, Fortune

admin
admin
https://1lockers.net