Back

Más estadounidenses expresan sus inquietudes sobre su salud mental, señalando a las redes sociales como factor clave

Joven adolescente sentado frente a un profesional de la salud mental, participando activamente en una sesión de terapia. Esta imagen captura la esencia del proceso terapéutico, donde la comunicación y el entendimiento mutuo son fundamentales para el desarrollo emocional y mental. (Imagen ilustrativa Infobae)
El 65% de los encuestados informa preocupación por la salud mental, más alto que al inicio de la pandemia. (Imagen ilustrativa Infobae)

Una mayor proporción de estadounidenses está preocupada por su salud mental ahora que al inicio de la pandemia de COVID-19, según una nueva encuesta de CVS Health. En marzo, la cadena de farmacias más grande de la nación se asoció con Morning Consult para encuestar a 2,202 adultos estadounidenses.

Los resultados de la encuesta publicados el jueves muestran que alrededor del 65% de los encuestados dijo haber experimentado preocupaciones sobre su propia salud mental o la de amigos y familiares, en comparación con el 59% en abril de 2022 y el 50% en abril de 2020.

Creo que el punto a destacar es que continuamos viendo la salud conductual como un enfoque creciente del público”, dice el Dr. Taft Parsons III, vicepresidente y jefe de psiquiatría de CVS Health. “[COVID-19] ha provocado no una eliminación sino una disminución en la cantidad de estigma que solían tener las personas al hablar sobre sus luchas emocionales y necesidades de salud conductual”.

La socialización es un medio para hacer frente al estrés, dice Parsons, y cuando las personas enfrentaron un aislamiento repentino y prolongado, algunos optaron por el tratamiento virtual de la salud mental: “Antes de la pandemia, creo que muchas personas simplemente sufrirían en silencio y no recibirían la ayuda que necesitan”.

Casi la mitad de los encuestados, el 48%, dijo que es probable que utilicen aplicaciones de bienestar mental para el tratamiento, mientras que el 55% dijo lo mismo de la terapia.

La mayoría de los encuestados, el 77%, dijo estar preocupado por el bienestar mental a nivel nacional. En comparación, el 81% dijo que la economía también era una preocupación significativa.

“Estamos hablando de problemas muy presentes en la mente de las personas”, dice Parsons. “Esto es conversación de cena; la gente está muy preocupada por ello”.

Mujer rodeada y opacada por una abrumadora cantidad de globos de chat verdes, evocando la sensación de estar sobrecargada por las notificaciones y mensajes constantes. La fotografía ilustra el estrés y la ansiedad que pueden surgir del uso excesivo de la tecnología y la comunicación digital en la vida cotidiana y laboral. (Imagen ilustrativa Infobae)
Redes sociales enseñan sobre salud mental, pero también generan estrés y división, según encuesta. (Imagen ilustrativa Infobae)

Los encuestados citaron estas cuestiones como factores de ansiedad:

  • Incertidumbre sobre el futuro: 51%
  • Eventos actuales: 49%
  • Imagen corporal/apariencia física: 35%

Los resultados de la encuesta se alinean con un creciente cuerpo de evidencia que documenta tasas crecientes de depresión y ansiedad, particularmente entre los jóvenes, dice el Dr. Itai Danovitch, presidente del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles, quien no participó en la encuesta. “Aquellos preocupados por su salud mental deberían reconocer que podemos fortalecer nuestra resiliencia priorizando prácticas de autocuidado como proteger el sueño, hacer tiempo para el ejercicio, reducir el consumo excesivo de medios digitales y priorizar el tiempo de calidad con amigos y familia”, dice Danovitch por correo electrónico. “Para las personas que experimentan síntomas de ánimo graves o persistentes, es crucial consultar a un profesional de la salud, ya que hay varias opciones de tratamiento efectivas que pueden adaptarse a valores y preferencias personales”.

Si bien la metodología de la encuesta indica que “los datos se ponderaron para aproximar una muestra objetivo de adultos basada en edad, género, logro educativo, raza y región”, los resultados publicados no se estratificaron por estas demografías. CVS Health proporcionó a Fortune datos adicionales que muestran que el 81% de los encuestados de 18 a 34 años dijo estar preocupado por su salud mental o la de sus seres queridos, en comparación con el 74% en 2022 y el 62% en 2020. Sin embargo, no está claro cómo esto se compara con otros grupos de edad.

Joven adolescente sentado frente a un profesional de la salud mental, participando activamente en una sesión de terapia. Esta imagen captura la esencia del proceso terapéutico, donde la comunicación y el entendimiento mutuo son fundamentales para el desarrollo emocional y mental. (Imagen ilustrativa Infobae)
Mayoría considera la terapia y aplicaciones de bienestar mental como opciones de tratamiento probable. (Imagen ilustrativa Infobae)

Las redes sociales tienen pros y contras para la salud mental

El uso de redes sociales se entrelaza con la salud mental de maneras positivas y negativas, sugieren los resultados de la encuesta. Alrededor del 36% de los encuestados dijo que las redes sociales les han enseñado sobre problemas de salud mental. Mientras tanto, el 37% dijo creer que las redes sociales han perjudicado a la sociedad en general. Un tercio dijo que está tratando de pasar menos tiempo en redes sociales y desactivó las notificaciones de aplicaciones.

“Muchas figuras públicas han comenzado a hablar sobre necesitar y estar en tratamiento a través de las redes sociales y contar sus historias personales”, dice Parsons. “Desde ese punto de vista, es muy bueno… hay un bien en que la gente pueda difundir el mensaje y difundirlo rápidamente”.

Parsons agrega: “También hemos visto algunos de los efectos negativos de eso, desde el punto de vista de las personas que atribuyen estrés y ansiedad a cosas que vienen a través de Instagram y otras redes sociales, así como la manera en que ha afectado nuestra capacidad general para llevarnos bien y cooperar con círculos de personas que son diferentes a nosotros”.

Aproximadamente la mitad de los padres encuestados dijo que sienten que las redes sociales están impactando el desarrollo de sus hijos y las percepciones del mundo. Además, más padres están preocupados por la salud mental de sus hijos, 70%, que por la salud física, 66%.

“La evidencia creciente sugiere que, especialmente durante la infancia, los efectos adversos de las redes sociales son significativos y generalizados”, dice Danovitch. “Aún tenemos un largo camino por recorrer para abordar efectivamente estos desafíos”.

(C) 2024, Fortune

admin
admin
https://1lockers.net