Back

Operan a un hombre a corazón abierto al infectarse con una bacteria que entró en su cuerpo por morderse las uñas

Uñas mordidas (Shutterstock)
Uñas mordidas (Shutterstock)

El 15% de los españoles, unos siete millones, se muerden las uñas, según un estudio de Ipsos. El nombre técnico de este ámbito es la onicogafia. Acorde a la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) “puede ser una manía o una causa emocional y conductual que en ocasiones precisa ayuda de profesionales para corregirla”.

Esta costumbre no sólo genera problemas en las manos, sino que también produce consecuencias negativas en la cavidad oral. Algunos de los efectos negativos de morderse las uñas son los siguientes:

  • Desgaste dental: Al morder constantemente un elemento duro como las uñas y chocar los dientes entre ellos se acaban astillando.
  • Infecciones bucales: Muchos gérmenes y bacterias se acumulan bajo las uñas y en los dedos.
  • Halitosis: Padecer de mal aliento.
  • Problemas en la mandíbula: Este hábito altera la articulación temporomandibular. La posición en la que se coloca la mandíbula al morder las uñas causa estrés tanto en el músculo como en la articulación.
  • Problemas gastrointestinales: Puede causar gastroenteritis o gastritis.

Pero, el caso de Mario Colomina ha ido más allá. Esta manía tan extendida le ha llevado a tener que someterse a una operación a corazón abierto. En un vídeo compartido en redes sociales, explica que contrajo una bacteria por los uñeros de las manos, cuyo nombre es staphylococcus aureus, esta se le filtró por la piel causándole un nido en la válvula mitral de su corazón.

En el programa Espejo Público de Susanna Griso, ha relatado cómo le detectaron este microbio. “Iba al salón del manga con mis amigos y empecé a notar como una fiebre muy alta y comencé a devolver”, introduce. A raíz de esta situación, le miraron y le dijeron que tenía anginas. Pero, a los días, se percató de que esa medicación recetada no le estaba causando efecto y que cada vez los tembleques causados por la fiebre eran más fuertes. “Hasta el de punto que la pierna izquierda la tenía inmovilizada y no la podía ni doblar”, recuerda el afectado. Al sacarle sangre, le hicieron un hemocultivo y vieron que era ese nido, el de la bacteria, y no las anginas ni el tumor que llegaron a pensar que tenía.

Se dieron cuenta de que cada vez que el corazón bombeaba la sangre, le extendía esta bacteria por todo el cuerpo, causándole embolias (pérdida de funciones debido a la falta de irrigación sanguínea) en el cerebro, en los riñones y en el bazo. Llegó a hacerse tan grande que le tuvieron que cambiar la válvula.

Colomina quiere concienciar al público de lo peligroso que es morderse las uñas. A pesar de que él es consciente de su peligro, confiesa, entre risas, que todavía no ha conseguido eliminar este mal hábito y explica que ahora él es “muy propenso a coger esta bacteria”. En el programa de Griso ha aclarado que este microbio se puede contraer de más formas, por ejemplo, por una herida que se filtre a través de la piel o por la boca, después de una operación en el dentista.

@mariaymarioo

Operaron a mi novio del corazón por morderse las uñas 😦🥲❤️ #morderuñas #manias #uñas #morderuñas😔 #operacioncorazon #bacteria @Mario colomina

♬ sonido original – Mariaymarioo

admin
admin
https://1lockers.net