Back

Vox respira aliviado tras cerrar el ciclo electoral en positivo

Belén Gil Orantos

Madrid, 9 jun (EFE).- Vox respira ya aliviado al haber conseguido cerrar en positivo el maratón electoral de los últimos meses, que inició en febrero con las elecciones gallegas y ha concluido este domingo con las europeas, en la que ha cumplido sus expectativas al doblar los resultados de hace cinco años.

Los de Santiago Abascal llegaron exhaustos al nuevo año después de la caída que experimentaron en las generales de julio y que derivó en una grave crisis interna que llevó a muchos a darlos por amortizados.

La maniobra de la dirección nacional de adelantar a finales de enero la Asamblea General del partido para elegir a la nueva Comisión Ejecutiva volvió a revalidar a Abascal y le dejó las manos libres para centrarse en el apretado ciclo electoral.

Finalmente, la jugada le ha salido bien. En cada uno de los comicios de este año han conseguido sumar votantes en una constante tendencia al alza que se ha repetido en las europeas, en las que ha logrado el respaldo de 1.671.535 electores (el 9,62 % del total de votantes), cerca de 283.000 más que en 2019.

Entonces, cuando apenas comenzaron a ser conocidos, lograron tres escaños y sumó uno más con la salida del Reino Unido de la Unión. En total consiguió 1.388.681 votos (6,2 %).

En Vox desvinculan sus resultados de ahora de la fuerte entrada con tres escaños de la agrupación de electores de agitador Luis ‘Alvise’ Pérez.

Aseguran que los votantes de Se Acabó la Fiesta (SALF) no son los suyos, sino que provienen de la abstención y de sectores “hipercríticos que no votarían o votarían cualquier cosa”. Su llegada es, para Vox, una “extravangancia” propia de las elecciones europeas, como lo fue en su tiempo la de José María Ruiz Mateos o Jesús Gil y Gil.

Así, para los de Abascal, SALF no les ha limitado su crecimiento y los seis escaños logrados son una “fiesta” que confirma que Vox se ha consolidado definitivamente y echa por tierra las “elucubraciones sistemáticas” de quienes le auguraban un destino similar al de Podemos y Ciudadanos.

Y es que Vox ha sabido aferrarse al ascenso de la extrema derecha en Europa estableciendo alianzas con partidos tanto del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), en el que se integró en 2019 y que tiene a la italiana Georgia Meloni como cabeza visible, como el de Identidad y Democracia (ID) de la francesa Marine Le Pen, la gran ganadora de los comisiones del 9J.

Unas alianzas que pretende asentar en el nuevo período europeo en el que dicen que quieren ser el “pegamento” de las fuerzas “patriotas y soberanistas”. EFE

bgo-lss

admin
admin
https://1lockers.net