Back

Yanina Latorre relató la experiencia paranormal que vivió durante sus vacaciones en Europa: “Me sentí paranoica”

Tras varios meses de trabajo, a comienzos de mayo, Yanina Latorre decidió tomarse unas vacaciones para descansar y conocer nuevos destinos junto a su familia. Fue así como la panelista recorrió distintos países de Europa. Pero más allá de disfrutar de los paseos y de la gastronomía del viejo continente, la panelista de LAM (América) relató la llamativa experiencia paranormal que vivió.

Este martes, al regresar de su viaje, la esposa de Diego Latorre dio detalles de lo ocurrido. En su rol como conductora, debido a la ausencia de Ángel de Brito, Yanina relató que la situación se dio en Edimburgo, una ciudad escocesa marcada por las historias de fantasmas. “Edimburgo es una ciudad muy mística, está la universidad para psicología, hay toda una historia de una ciudad oculta. Están las brujas de Edimburgo. Ellos creen en todo ese tipo de cosas, la reencarnación, las brujas y tiene mucha historia la ciudad. Todo el mundo me dijo: ‘Andá a hacer el tour de los fantasmas’. El día que llegué no tuve mejor idea, ocho de la noche, me clavo en el tour de los fantasmas”, comenzó diciendo Yanina.

La experiencia paranormal que vivio Yanina Latorre durante sus vacaciones en Europa
Tras varias semanas de vacaciones, recorriendo distintos países por Europa, Yanina Latorre vivió una experiencia paranormal

Tras la insistencia de sus compañeras, la conductora continuó: “Una mina divina te cuenta toda la historia, te lleva a los cementerios. En Edimburgo tienen una relación con el cementerio, que es una plaza. Está todo abierto, los chiquitos andan en bicicleta, hacen picnic, la gente está en las lápidas. O sea, vos caminás por el cementerio y hay gente ahí. Yo ya iba por los cementerios sintiéndome rara. Te van contando qué fantasma estuvo y en cada rincón de la ciudad te dicen: ‘Acá se murió una nena, si te bajás tres escalones la escuchás llorar. En este lugar hace 70 años que no se puede poner un negocio porque hay unos fantasmas que le agarran el pelo a los empleados, les agarran los tobillos’. Yo ahí me empecé a sentir paranoica, también me dijeron que el fantasma te trae vómitos. Toda la ciudad llena de estas historias”.

Según contó la panelista, con este panorama, y tras una larga recorrida por estos lugares, volvió a su hotel. “Yo llego reventada a las 11 de la noche, después de todos los fantasmas. Dieguito y Sol se van a su cuarto, duermen juntos. Y yo me voy al cuarto sola. De repente, siento un ruidito en la ventana. Voy, miro, no veo nada, la abro. Yo creo que cuando abrí, entró, cierro la ventana y desde la ventana se veía el castillo de Harry Potter”, detalló.

Fue entonces cuando Pepe Ochoa le preguntó en qué piso estaba y cómo se le había ocurrido que alguien podía tocarle la ventana a esa altura. Luego, Latorre destacó que ella no creía en las historias que había escuchado, por lo que decidió irse a descansar: “Yo no creía, abrí la ventana para asomarme a ver si había alguien que me tocaba la ventana. Digo, por ahí es un escocés que quiere venir. Me acuesto, me tapo y de repente siento que la sábana hace así (se levanta). Entonces digo: ‘Estoy dormida, estoy bien, estoy cansada’. Ese día había llegado. Y de repente empecé a sentir que me agarraban los tobillos. Miro y se me levanta la sábana. Dije: ‘Bueno, ya está, si me quiere violar… sabés qué, me dormí con el fantasma’. Estoy convencida de que estaba”, aseguró.

Sin embargo, la experiencia no terminó ahí, ya que a la mañana siguiente, Latorre volvió a notar movimientos particulares en su habitación: “Cuando viajo llevo candados para las valijas porque soy maniática. Al otro día me pongo a desarmarlas, y siempre dejo una con un candadito donde guardo la plata, los documentos. No encuentro el candado, doy vuelta todo. Yo soy ordenada, una valija sola de vacaciones. Abro todo, no encuentro el candado. Dije: ‘Bueno, no tengo candado, compraré uno’. Me voy a desayunar. Vuelvo, ¡y el candado estaba en la mesa de luz!. Pasé noches tremendas en Edimburgo. Te lo juro. Es más, me llevé una botella de vino al cuarto”.

Sorprendida por lo vivido, la actual conductora del programa resaltó que su hijo no se había enterado de nada, ya que no advirtió nada en su habitación. Por último, cerró: “Los fantasmas me iban a perseguir a todos lados. Porque dicen que a veces te siguen, los invocamos”.

admin
admin
https://1lockers.net