Back

Asesinado de un disparo en la cabeza por pedir que no se consumieran droga frente a su casa

Un disparo en la cabeza acabó con la vida de Johan David Salguero Gómez, un joven de 19 años, en el municipio de Soacha (Cundinamarca). En medio del despiadado ataque la madre y una tía de la víctima resultaron heridas.

Salguero Gómez falleció el pasado viernes, 5 de julio, luego de luchar durante dos días por su vida en un hospital de dicha localidad. La familia, en medio del dolor y la tristeza que los embarga, contó cómo ocurrió este violento episodio e hicieron un llamado a los autoridades para que el crimen no quede impune.

La madrugada del miércoles, 3 de julio, Johan llegó a casa alrededor de la 1:00 a.m. y encontró a dos sujetos haciendo ruido y, aparentemente, consumiendo drogas frente a su vivienda. Al confrontarlos y pedirles que se fueran, tuvo un discusión con ellos. Su padre también intervino, y finalmente los individuos se marcharon.

Según el testimonio de la familia, los hombres con quienes Johan y su padre tuvieron el altercado son conocidos en el vecindario como ‘Cacaroto’ o Víctor, y ‘Pelos’ o Eduard.

Unos 10 minutos después, mientras Jhoan y su madre esperaban la llegada de otros familiares, ‘Cacaroto’ regresó en un vehículo y comenzó a disparar contra la familia.

“Unas tías venían para la casa, porque también estaban viendo el partido. El señor regresó, se bajó de un carro y empezó a disparar. Mi hermano estaba parado en la puerta de la casa con mi mamá y una tía que acababa de llegar. El tipo se viene disparando, el tipo del carro avanza unos metros, y el que está disparando se sube al carro y se van”, dijo a Q’Hubo Bogotá Dayana, hermana de Johan.

En medio de la ráfaga de disparos, Johan recibió un tiro en uno de sus ojos. Su tía de 23 años, al intentar socorrerlo, fue herida en la cadera. La madre de Jhoan también sufrió heridas en el brazo y el seno.

“A él lograron estabilizarlo en el hospital, pero los doctores sospechaban que tenía muerte cerebral. No le llegaba sangre al cerebro y murió el viernes 5 de julio en la madrugada. La bala a mi tía le quedó incrustada y no se la han podido sacar”, añadió Dayana.

La familia recordó que, 15 días antes del crimen, el padre de Johan había tenido una confrontación con ‘Cacaroto’, lo cual influyó en que Jhoan pidiera a los sujetos que se fueran para evitar más problemas.

Este lunes se realizaron las exequias de Jhoan, y en medio del duelo, la familia clama para que el caso no quede impune. Además, destacaron que su ser querido continúa obrando en pro de la vida, ya que sus órganos fueron donados.

La entrada Asesinado de un disparo en la cabeza por pedir que no se consumieran droga frente a su casa se publicó primero en Q’hubo Bucaramanga.

admin
admin
https://1lockers.net